sábado, 23 de enero de 2010

De Mercado en vacaciones.


Este verano estuve de vacaciones en Barcelona, mi tierra, hacia muchos años que no iba, pero mi mamá aun muchos más, nada más y nada menos que 32.
A ella no le agrada viajar (todo lo contrario que a mi) y como en el 2008 estuvo tan malita que casi no lo cuenta decidí comprar unos billetes de avión a traición y planear las vacaciones sin decirle nada así ya no podía negarse jejeje.
Alquilé un apartamento en plena ciudad para tener cocina como a mí me gusta  y poder hacerle una dieta adecuada a ella, y con la buena suerte de estar muy bien situado y tener justito enfrente un mercado estupendo.

Así que me iba por lo puestos y compraba lo que me entraba tanto por los ojos como por la nariz.
¡Que maravilla! Y probar tantas cosas que no comía hace tiempo.................
Pasamos allí el cumpleaños de mi marido y decidimos ir a comprar a un puesto que habíamos visto un  marisco excelente y que pasada la diferencia de precio a comprarlo en Canarias.
Por 47 € nos pusimos las botas.
Compramos nécoras, bogavantes, buyes de mar, langostinos y mejillones.
 
Nos pusimos a morados jajaja que rico, tan fresquito, tanto que íbamos por la calle y a Pepe le picaban las piernas y pensaba que era de las alcachofas que llevaba en la bolsa y  ¡que va! eran las nécoras jajaja que se estaban revelando y yo le dije:
- No te quejes que para lo que les vas hacer tu a ellas jajajajaa...............

Lo más simpático del asunto, el marisco comprado y ahora...
- ¿Cómo nos lo comemos sin poder partirlo?
Porque en el apartamento había lo justito y ni abridor para el vino.
Así que Pepe se fue a buscar mientras yo lo preparaba y encontró un "Chino" abierto en los que venden de todo.  Llegó triunfante:
- ¡¡¡Lo conseguí!!! Menudo pateo, pero al final y compré el abridor y las únicas tenazas y pinchitos que quedaban. Con el marisco ahí y como para no comérselo .......


Y para empezar un pan de payes con tomate y butifarra variadita para probarlo todo.
Sabores y olores de la infancia, ¡que recuerdos!

No siempre comimos en el apartamento, también fuera.
Pero las mejores comidas fueron las que nos montamos nosotros.
Una visita mañanera al mercado, ir de puesto en puesto viendo y oliendo, ¡me encanta!
Y después... Hoy comeremos.........................

1 comentario:

Laube dijo...

Madre mía Ana... qué maravilla de mesa llenita de marisco... Aquí es caro, la verdad, pero en Barcelona hay tantas cosas...
Un besoteeeeeee


1º Aniversario

TOP BLOGS ERASE UNA VEZ INTERNET

Todareceta.es