lunes, 6 de abril de 2015

Tarta 85 Abriles (sin azúcar)

Este sábado, 4 de abril, ha sido un día muy especial porque mi mami ha cumplido un año más.
Ha estado muy malita desde el año pasado, pero es fuerte y aquí la tenemos con sus 85 abriles.
Así que esta tarta no podía tener mejor nombre que ese.
Como ya sabéis los seguidores de mi blog y de mis inventos me gusta fotografiar el paso a paso, porque como todo va saliendo sobre la marcha y tengo la mala costumbre de no apuntar nada y fiarme de mi memoria... si me pierdo, jejeje las fotos me ayudan.
Y también serán de ayuda para el que no se ha metido nunca en una cocina.
Que no es lo mismo verlo a que te lo cuenten. 
Que luego cada uno se monta su película en la cabeza y a ver que sale jajaja 
Pero eso también es divertido. Se aprende.
 Vamos con la tarta sin azúcar. 
4 huevos
la cáscara de un limón fresco
canela en polvo
y en este caso sacarina líquida
 Batimos, batidora eléctrica.
No monta igual que con el azúcar pero qué se le va hacer.
 Añadimos poco a poco  1/3 de un vaso  de aceite de oliva,
 y luego también poco a poco un vaso de harina de bizcocho, unos 250 grs.
Esto me gusta hacerlo con la batidora de mano.

 Por último añadiremos un yogur natural.
 Usé un molde de aro desmontable.
Con el pincel de silicona lo unte de aceite.
Mejor poner debajo un papel vegetal, pero... no me quedaba.
Ponemos una capa fina de masa
 Y ahí va la primera capa de manzanas.
Estas son Fuji. Me encantan por lo crujientes y dulces.
 Otra capa con el resto de la masa.
 Y otra más de manzanas.
 La idea era espolvorearlo con canela y piñones, pero...
me confundí de bote y hasta que no me llegó el olor no me di cuenta que era comino
Jajajaa y yo esperando calladita a ver que pasaba con el sabor.
Pero quedó muy buena.
Al horno precalentado 15 minutos a 200º y lo bajo a 180º
40 minutos.
Cada uno conoce su horno, Mejor vigilar a partir de los 30 minutos.
 4 fresas grandes picadas
 Un bote de queso freso y un chorrito de sacarina líquida y a mezclar.
 Listo, tapamos y lo guardamos en la nevera.
 Ya esta hecho el bizcocho.
Esperamos a que se enfríe y lo desmoldamos.
Lo puse en una bandeja de cristal y de nuevo el aro, limpio y sin restos de bizcocho.
 Le di la vuelta y puse la parte de abajo arriba que es más porosa.
Es para que el queso se absorba y quede bien pegadito.
Y a la nevera hasta el día siguiente, porque la hice el viernes por la tarde.
 Cuajó divinamente. Resultó el invento.
Al batir el queso se queda más liquido, pero luego vuelve a coger cuerpo con el frío. 
 Quitamos el aro con cuidadito ayudándonos de una palita de madera o silicona fina para no destrozar los bordes.
 Ya podemos decorar.
 A mi madre le encantan las fresas y las compré frescas el sábado por la mañana.
Muy buena pinta pero no eran dulces.
Puse en una tacita un poco de sacarina líquida y las pinté con el pincel de silicona.
Poca cosa, no hay que abusar de la sacarina liquida para que no disfrace los sabores.
A la nevera y quedaron bien dulces.
 Monté nata, me peleé con la manga y al congelador.
Porque teníamos que llevarla a casa de mi hermano y temía que se bajara la nata.
 Así que me senté tranquilamente a comer y la decoré una hora después.
 Y este fue el resultado.
 El queso quedó divino, de pinta y de sabor.
 Y la nata aguantó de lo lindo toda una campeona.
 Y este es el corte de la tarta.
La mezcla de sabores quedó auténtica y nadie diría que era sin azúcar y menos con sacarina.
Al no abusar el resto de sabores hizo que no se notara.
Eseeeeeee toque del limón.
Jajaja y del comino que probé aposta un trocito de abajo solo sin nata y quedó guay. 
Y aquí está mi mami linda, la cumpleañera.
Con sus espléndidos 85 abriles.
Feliz con su tarta disfrutando en casa de su hijo unos días.
Muchas felicidades mamá.
Me encanta hacerte tus tartas de cumpleaños,
 y este año es muy especial porque pensé que no podría hacértela.
GUAPA

domingo, 16 de noviembre de 2014

Merluza con algo de imaginación.


Tengo que escurrirme el coco y darle a  la imaginación para varíarle el menú a mi madre,
 que por su salud ya hay muchas cosas que no puede comer.
Vamos, como poder puede, porque es demasiado buena de boca y si me despisto... 
mejor dicho no debe.
De primero siempre le hago, potajes, purés, sopas, cremas naturales...
Y esta merluza fue su segundo plato de hoy.


 La merluza muy simple, solo un poco de albahaca y comino en polvo.
Un poco de aceite de oliva en la sartén y un cuarto de pimiento rojo cortado en cuadros. 
Lo doramos un poco y añadimos un diente de ajo picado.
Unos segundos que se doren también, poquito, que no se quemen,
 y ponemos ya las dos rodajas de merluza.


 Dejamos sola la merluza con los pimientos y ajitos, que se haga a medias por cada lado.
Añadimos remolacha cocida cortada en juliana, brotes de soja y taquitos de papaya.
Bajamos el fuego y vamos moviendo con cuchara de madera para que no se rompa
 y su jugo se mezcle con el del pescado.


 Pocos minutos, que se caliente la guarnición sin romperse.


Que la merluza tome un buen color sin secarse, no pasarse con el fuego ni el tiempo.
Un plato rápido y según mi madre sabroso.
¡¡¡Se lo comió todito!!!
Jejejeje un saludo amigos

sábado, 8 de noviembre de 2014

"Chipirones afrutados" BYRON busca hogar .ADÓPTALO.

Queridos amigos esta belleza es Byron.
Lo rescató mi querida amiga Jenni, mi hermana del alma, mi socia, que es más buena que el pan.
Os cuento brevemente la historia.
Jenni es voluntaria en todo lo que se tercia. Lleva varios años trabajando de voluntaria en un centro que reparte alimentos a familias necesitadas. También les ayudan con otras cosas, ropa, muebles...
A veces hay personas que cambian los muebles de la cocina y regalan la antigua y los voluntarios van a recogerlas y las instalan en casas de otras personas que las necesitan. Y así se ayudan unos a otros, que eso del reciclaje está muy bien.
 QUE VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD DE USAR Y TIRAR.
Y hay muchas cosas que se tiran que sirven.
Bueno, pues la cosa es que en una de esas visitas como voluntaria Jenni encontró a Byron, atado con una cadena muy corta, en mal estado, desnutrido y casi sin beber apenas agua.
Es jovencito. Jenni convenció a los dueños para que se lo dieran y sin pensárselo dos veces lo rescató y se lo llevó a su casa. Ella colabora con muchas ONGs, también de animales.
En casa no lo puede tener porque ya tiene dos y grandes.
Entonces unos amigos que tienen una finca se lo han llevado de momento a Cercados de Espino.
Jenni le compra su comida, lo ha llevado al veterinario y está sano, fuerte y hermoso.
Va todos los fines de semana a verlo con sus dos perros "Calcetines y Max".
Y junto con sus amigos y los 3 perros hacen unas horas de senderismo por la montaña.


 Hasta ahora nadie lo ha adoptarlo y sigue buscando una familia que lo quiera.


 ES MUY BUENO, NOBLE, OBEDIENTE Y CARIÑOSO.
MIREN COMO SE COME A BESOS A SU SALVADORA JENNI


 Mirar que fuerte y sano está.

Y que mirada tan noble.

El que lo quiera adoptar que me mande un correo a Jenni
 jhymoff@arytraducciones.com 
Ahí tienen a Jenni con los tres perros.
Byron lamiendo su mano siempre agradecido.
Vamos con el nuevo invento
Como me gustaron los chipirones del otro día compré otra bolsa.
Es época de mangas, y aquí en Canarias son muy buenas.
Sobre todo en nuestro municipio, Mogán, que tenemos tanto sol. 
Y está me la regaló Jenni, la trajo de Cercados de Espino de la finca donde están cuidando a Byron. 
Así que decidí hacerle un homenaje un poco loco a la manga
Jejejeje
Una que es así.
Tres ingredientes de momento.
1 kg Chipirones
1 Manga
2 Peras.

 Un chorrito de aceite de oliva y unos dientes de ajo y perejil fresco bien picaditos.
Doramos apenas los ajos y echamos los chipirones y luego el perejil.
Tapamos y dejamos que suelten su jugo y se vayan poniendo tiernos.


 Luego añadimos las dos peras cortadas en cuadritos
Removemos y volvemos a tapar.


Bajamos el fuego, siempre mejor a fuego lento.
Esta bien que las peras estén maduras pero no blandas para que no se deshagan.
Cuando estén medio cocidas añadiremos la manga. 


Cortada en cuadros grandes porque se deshace rápido.


 Añadimos la manga.


 Revolvemos, siempre con cuchara de madera, 
y dejamos que se cueza unos minutos a fuego bajito.
 Depende de lo madura que esté a manga.


 Cuando veas que la salsa espesa ya está listo.
Sazona con un poco de comino en polvo revuelve y tápalo para que se pose.
No lleva nada de sal.


 Lo acompañamos con arroz blanco, hecho con ajitos fritos y aroma de comino.
Y apenas una pizca de sal.


 Una combinación deliciosa.


 ¿Qué?
 ¿Seduce o no?


Puedo asegurar que estaban deliciosos.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Arroz "Capricho dominguero"

Este viernes vi unos chocos congelados y se me apetecieron.
Compré una bolsa y me dije:
Para el fin de semana, algo haré.
Y hoy domingo fue el día por eso he llamado a este plato:
"Capricho dominguero"
 Como ya sabéis los que  soléis pasar por mi blog, lo mio es la inspiración del momento.
Así que nada mejor que el foto a foto para seguir una receta de mi laboratorio y así de paso lo apunto yo jejejejeje como me dice mi hijo cuando algo le gusta.
¡Apuntalo mamá, a ver si lo haces otra vez!
 1 Pimientos rojos pelado,1 cebolla blanca y 2 calabacines pequeños 
(zapallo italiano que no me ovido de los nombres que aprendí en Perú)
 Un buen chorro de aceite de oliva y al fuego,
Los rehogamos bien. Está sartén tien una tapa de cristal con salida de vapor, va fenómenal.
 Aquí tenemos los chocos.
¡Buena pinta ehhh!
 Ajito y perejil.
Los que puedan tomar sal es buen momento para ponerle un poco mientras esperamos para añadirlos.
Yo por mi madre no suelo poner sal, pero hoy era un pecado comer esto desabrido así que en el caldo le puse unos granos de sal gorda, no mucha, pero como ya comemos con tan poca le pillamos el saborcillo jejejeje así mi viejita al menos se puede comer una tapita de este plato tan rico.
 Estos son unos champiñones que preparé ayer.
Sobraron y los guarde.
¡Venga para el arroz que vendrán divinos!
 Los hice con ajo, perejil, pimientos rojos, cebolla, calabacin, salsa de soja, pimienta blanca y como no, aceite de oliva. Y una pizca de sal
 Ya tenemos la verdura al dente, momento de echar los chipirones.
 Lo removemos bien y bajamos algo el fuego, tapamos y que se queden tiernitos.
Movemos con una cuchara de madera, que no raya ni rompe la verdura.
 Registro mi congelador.
¡Que bien, quedan unos langostinos!
jejejejejeje
Para dentro también
 Esto está pillando buena pinta y buen olor.
 Vamos a ponerle los champiñones que están con su juguito  y todo.
¡Hum que rico!
 Removemos y otro ratito más. Sin prisas, que los chipirones tienen que quedar tiernos.
Eso si, hay que ir removiendo y tapando para que no se vaya el vapor.
 Arroz. El que me quedaba en casa, de grano largo, lo suelo usar para el arroz con leche y para este tipo de platos el vaporizado, pero no me quedaba, así que este mismo.
 Una taza y media de arroz, revolvemos y algo más del doble de agua.
 Añadirla caliente.

 Ahora es cuando le puse la sal gorda y también comino en polvo.

 Tapamos, dejamos que vuelva a romper el hervor y bajamos algo el fuego.
 Hay que esperar para añadir los langostinos a que se haya chupado parte del caldo.
Con el vapor se harán divinos y no demasiado y no se cubrirán de arroz.
Tapamos y a esperar.
Vamos vigilando.
¡Ojito que no se pegue!
Depende del cacharro que uses y de tu cocina.
Cada uno conoce lo suyo jejeje
 Yo como uso vitroceramica apago un ratito antes y lo dejo tapado que se pose.

 Apunto para comer.

 ¿Qué os parece como quedó?

Este fue el plato que le serví a mi amorcito.
Si os gusta la pinta os aseguro que el sabor es mejor.
A ver quién se anima y hace la receta.
¡¡¡No me pueden decir que se pierden con tanta foto!
Jajajaja
Feliz noche amigos.

1º Aniversario

TOP BLOGS ERASE UNA VEZ INTERNET

Todareceta.es