sábado, 10 de julio de 2010

Papa Folio



A mi siempre me han encantado las papas folio, las comía muy a menudo en el restaurante de la familia, que para nosotros era igual que decir en casa, porque realmente solo la usamos para dormir.
Mi padre les daba el punto como nadie, y esa mantequilla de ajo ¡hummmmmmm!
 Hasta sin cerrar los ojos me vienen a la memoria los olores y sabores.
Yo tengo mucha memoria de ese tipo ¿ustedes no?
Estas papas a parte de estar buenas adornan cualquier plato de carne a la brasa, al horno…. Aunque yo me las como solas por gusto jajajaja.
Eso si, tardan en hacerse bastante, depende de lo grandes que sean, pero…. La espera vale la pena.

Los ingredientes:
Papas de buen tamaño, todas por un igual para que se hagan en el mismo tiempo.
Sal al gusto.
Papel de aluminio.
Mantequilla
Ajo
Perejil

Calienta el horno a 180º unos 15 minutos, mientras prepararas las papas.
Lavas bien las papas en el fregadero, retirando toda la tierra. Las secas muy bien con una servilleta de papel.
Yo les suelo hacer unos cortes no muy profundos para que no se rompan una vez hechas.
Cortas trozos de papel de aluminio lo suficientemente grandes para envolver una por una.
Cuando ya les has hecho el corte las pones en el papel y les hechas bastante sal fina. Como tienen la piel, no quedaran saldas, pero a través de los cortes les entrará y quedaran sabrosas.

Las pones todas en la bandeja del horno, a media altura con el fuego arriba y abajo, mantén la temperatura.
Pueden tardar una hora o más, depende del tamaño, están listas cuando a la más gorda, si la hay jejejeje, la pichas con una aguja y entra fácilmente.
Yo utilizo la de hacer pinchitos, que es larga y va bien.
La aguja no la estropea para nada.

Dependiendo de la cantidad que vayas hacer de mantequilla, pica un diente de ajo o dos, lo machacas bien en el mortero. Yo uso un truco, le pongo la sal directamente encima del ajo, facilita el que se quede más desecho más rápido, pruébalo. Luego le añades el perejil picado y vuelta a machacar.
Cuando veas que está muy molido y mezclado, lo agregas a un bols de cristal y le añades la mantequilla. Lo mezclas bien y a la nevera a que endurezca.
Recomiendo hacer bastante cantidad para que no te quedes con ganas, si te sobra no se estropea y sirve para hacer por ejemplo un pescado a la plancha sin más aderezo ni aceite que la mantequilla de ajo.

A la hora de servir, coge con cuidado con un guante la papa que no te quemes, ojito, ponla de pié y haz un corte como una cruz en la parte superior, aprieta un poco la papa para que se abra y le pones una cuchara bien colmada de mantequilla para que con el calor se derrita y a presentar el plato que seguro te quedará guapísimo.

Hoy sábado no trabajo, que gustazo, me encanta estar en casa. En mi casa te sientes libre, hay luz natural en toda ella, miro por la ventana o salgo  a la terraza y veo el mar y la montaña.
Tengo mis plantas y recientemente he plantado unos frutales en macetón. Así que haré bonsáis gigantes jajaja.
Estoy entretenida y a gusto en casa, a mi rollo, así que me voy hacer unos canelones que ayer me dio el punto y hace mucho que no los hago. Pondré música y a cocinar un rato, registraré en la nevera a ver que les pongo, solo se que tengo carne molida que sobró porque mi madre hizo pasta y no la uso toda, así que me llega, el resto se verá sobre la marcha.
La pasta la hago yo, como unos crepes salados, pero del tamaño de una sartén grande, te comes uno o dos y te quedas a tope.
Así que si luego tengo tiempo los subiré, igual que lo que cociné el sábado pasado para mi amigo Pedro Amaro y su mujer Tere, ¡que chica más simpática y agradable! Él fue el que me arregló este “bicho” y de nuevo puedo comunicarme y descargar jajajaja 
GRACIAS PEDRO.

1º Aniversario

TOP BLOGS ERASE UNA VEZ INTERNET

Todareceta.es